Actividades / Exposiciones temporales
 
 
De gira por España: Rubens en León. 17 de junio al 14 de julio de 2019
Durante un mes, y con motivo del bicentenario del Museo del Prado, el Museo recibe un óleo de gran formato obra de Rubens (y Frans Snyders), "Ceres y dos ninfas". El Museo de León ha sido seleccionado como museo de esta Comunidad autónoma para recibir este cuadro del Prado en su proyecto "De gira por España" que quiere extender la celebración del doble centenario del Museo a todo el territorio español.

La iniciativa ‘De gira por España’, que se desarrolla entre noviembre de 2018 y diciembre de 2019, consiste en el préstamo de una pintura de especial relevancia del Museo del Prado, por un periodo de un mes, en diferentes museos elegidos entre los mejores del país, uno por cada comunidad o ciudad autónoma. En este caso el elegido ha sido el Museo de León, una selección muy acertada por cuanto la institución leonesa tiene también mucho que celebrar en este 2019.

Como la mayoría de los museos provinciales, el Museo de León cumple 175 años pues se fundó a partir de decretos de los años 30 del siglo XIX, más concretamente, en 1844. Pero además, abrió sus puertas al público el 6 de junio de 1869, lo que lo convierte en uno de los museos españoles más precoces en hacerlo, hace ahora 150 años. Son dos cifras redondas que, justamente, coinciden en el tiempo con el doble centenario del Prado.

 Para celebrar esa coincidencia, el Museo de León ha querido acompañar la presencia de esta obra maestra del Prado con una serie de grabados, libros ilustrados y fotografías antiguas del Museo del Prado, entre los primeros que se conocen, cedidos por un coleccionista particular, buen colaborador del Museo, don Fernando Regueras, a quien debe agradecerse tal generosidad.

 El cuadro permanecerá expuesto en las salas del Museo de León desde el 17 de junio al 14 de julio de 2019.

 ‘Ceres y dos ninfas’

 L aobra que llega al Museo de León, realizada entre 1615 y 1617, es un óleo sobre lienzo titulado “Ceres y dos ninfas”. Se trata de una colaboración entre Peter Paul Rubens (1577-1640) y Frans Snyders (1579-1657), un artista con el que realizó numerosos cuadros de conjunto.

 Procede de las colecciones del Real Alcázar de Madrid y fue traída por el propio Rubens cuando acudió a la Corte de Madrid en 1628. Junto a otras siete obras, todas de temática mitológica y del Antiguo Testamento, sirvió para decorar el salón nuevo del Alcázar.

 El cuadro representa a las ninfas y Ceres reunidas en torno a un cuerno de la abundancia del que salen diferentes frutas que los pájaros vienen a comer, lo que alude a la fecundidad de la tierra. Dos de ellas, situadas en primer término, se encuentran semidesnudas lo que acentúa la carga sensual de la obra, un recurso muy utilizado por el pintor y especialmente en su última etapa que pretende utilizar la sexualidad para acentuar la idea de la abundancia y fertilidad de la Naturaleza.

 Dos de las mujeres son de gran belleza y la luz incide en su piel destacándola con respecto a las ropas de colores vivos y respecto a la figura vestida del fondo. La influencia de la estatuaria clásica es evidente, principalmente en las representaciones de las Venus sorprendidas en el baño. Una de estas versiones estuvo custodiada en el vaticano y Rubens pudo verla y estudiarla. La identificación de los personajes hizo que la pintura recibiera diferentes nombres como "Ceres y Pomona" o "Ceres y dos ninfas". Lo que sí está claro es la relación de esta obra con el cuerno de la abundancia, cuya iconografía aparece descrita en Las Metamorfosis de Ovidio.



 
(C) Copyright Museo de León 2008