Actividades / Exposiciones temporales
 
 
Las marcas del tiempo. Retrospectiva de Manuel Sierra. 26 de julio a 29 de septiembre de 2019.

El Museo de León acoge la mayor parte de la muestra del pintor Manuel Sierra titulada genéricamente “Las marcas del tiempo”. Esta se distribuye en cuatro espacios leoneses diferentes: el Museo de León, la Fundación Vela Zanetti, el Museo de la Harinera de Gordoncillo y la Galería Bernesga.

En total, los visitantes que acudan a estas salas podrán admirar cerca de 400 obras,  colección particular del autor, que se convierten en la tercera muestra evocadora de su dilatada trayectoria artística tras las presentadas en su día en Cáceres y Soria.

La exposición reúne obra que el pintor ha reservado a lo largo del tiempo, (desde su primer cuadro firmado en 1959) y que en su inmensa mayoría procede de distintas exposiciones (cerca de 200).  “Son cuadros con los que tengo una relación especial, cuadros imprescindibles para mí; ni mejores ni peores que los demás aunque no son fruto de la casualidad; cuadros, al menos eso pretendo, representativos y significativos de mi andadura pictórica”, asegura Sierra.

“Esta es una ocasión para que también yo mismo pueda examinar mi propia narración pictórica porque mientras trabajo me encuentro absolutamente miope en el sentido de que, al estar concentrado en cada cuadro, no dispongo de la visión de conjunto y esto es precisamente lo que facilita una exposición retrospectiva como esta”, advierte.

El artista nacido en Villablino (León, 1951) aprovecha también esta exhaustiva muestra para echar la vista atrás, detenerse y observar si hay o no coherencia entre los cuadros, y entre los cuadros y el contexto (el mundo que rodea al pintor y del que forma parte).

El Museo de León será el primero de los cuatro espacios donde se colgarán las creaciones de Manuel Sierra, desde la presentación el viernes día 26. En las amplias salas del Museo se propone al espectador un largo viaje por paisajes de aquí y de allá, interiores, bodegones, retratos, desnudos, abstracciones y también por otros paisajes como fábricas y edificios abandonados o collages políticos y sus maletas de madera. Un mundo abierto como las propias ventanas que el autor suele pintar.



 
(C) Copyright Museo de León 2008